Crocifisso¡Paz y bien!

La Congregación de Hermanos Menores Conventuales del Perú te da la bienvenida y te invita a conocer el carisma franciscano y los lugares donde hacemos misiones. 

Si quieres conocernos comunícate con

Fray Jacek (Jacinto) Lisowski

Email: hiacynt8@hotmail.com
Móvil: 945025719

Top Panel
- - - - - -

Mártires y beatos

Beatificación de nuestros frailes Miguel y Zbigniew.

Leer más...

Siguiendo las huellas de San Francisco.

Leer más...

Lugar de martirio de Miguel y Zbigniew en Pariacoto, Perú.

Lima
Convento Lima
Nuestro convento en Lima forma a los futuros frailes.
Chimbote
Parroquia San Francisco
Presencia franciscana en el caminar de la Diócesis de Chimbote.
Pariacoto
Parroquia Señor de Mayo
Llevando paz y bien a ls familias de las zonas rurales de Pariacoto y caseríos.
Beatificación
Nuestros mártires
Los frailes Miguel y Zbigniew serán beatificados el 5 de diciembre del 2015.
Vocaciones
Postulantado
Conoce nuestro programa vocacional y de postulantado en Perú.
La Orden
Franciscanos
Somos Francicanos Hermanos Menores Conventuales OFM
A+ R A-

Ya hay fecha para la beatificación de los mártires de Pariacoto y Santa

martires2

La Diócesis de Chimbote, en Perú, que este 2015 lo ha señalado como el Año Pastoral de la Familia y las vocaciones, ya tiene, también, una fecha definida para la fecha de beatificación de sus tres mártires franciscanos.


El pasado 16 de febrero la Santa Sede comunicó al obispo titular de la diócesis de Chimbote, monseñor Ángel Francisco Simón Piorno, la fecha de la ceremonia de beatificación de los mártires Miguel Zbigniew y Sandro: será el próximo 5 de diciembre de 2015, primera semana del Adviento.

La ceremonia de beatificación se llevará a cabo en Perú y el prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, el cardenal Angelo Amato, confirmó su presencia para presidir la misa.

Con la Biblia y la cruz creyeron detener a la subversión

Se trata de la esperada beatificación de los frailes franciscanos Miguel y Zbigniew, y el sacerdote Sandro Dordi; asesinados por miembros de Sendero Luminoso en agosto de 1991 cuando desarrollaban su labor misionera en el territorio de la diócesis de Chimbote, al norte de Perú. La causa diocesana se inició el 5 de junio de 1995. Diez años más tarde, serán beatificados.

También conocidos como “los mártires de Pariacoto y Santa”, los próximos beatos son los franciscanos polacos Michal Tomaszek y Zbigniew Strazalkowski y el padre Alessandro Dordi, sacerdote diocesano oriundo de Italia. L

os polacos pertenecían a la Orden de los Frailes Menores Conventuales y fueron a evangelizar una región dominada por el grupo terrorista peruano Sendero Luminoso, en la zona andina de Chimbote.

Los terroristas vieron como un peligro la actividad de la Iglesia, con la puesta en marcha de una catequesis más incisiva y la apertura de centros estables de animación cristiana. De forma que se incrementó la violencia contra los misioneros extranjeros y laicos en la zona.

Uno de los muchos panfletos de Sendero Luminoso decía: “Con la Biblia y la cruz pretendían ser una barrera al avance de la subversión...”.

Imbuidos de una mezcla de maoísmo y nacionalismo, lleno de odio hacia los “explotadores”, los militantes del grupo guerrillero, además, estaban dispuestos a matar también a los campesinos que se opusieran a sus planes o que, simplemente, consideraran “sospechosos” de colaborar con el gobierno o con el ejército.

Así mueren los misioneros

Miles cayeron víctimas de la ideología y del odio. El padre Zbigniew y el padre Miguel llegaron a Pariacoto en 1990. Junto al padre Jaroslaw dejaron la impronta del carisma franciscano, hecho de humildad, pobreza, oración, afabilidad, capacidad de comprometerse para el bien y tenacidad en la vida comunitaria.

Michael y Zbigniew Strzalkowski tenían, respectivamente, 30 y 32 años cuando fueron asesinados los miembros de un comando de Sendero Luminoso. Fueron arrastrados fuera de su convento, cargados en la camioneta de la comunidad y, en el centro del pueblo, sometidos a un proceso sumario; los dos sacerdotes presentaron claramente la responsabilidad de desarrollar su misión evangelizadora.

Se emprendió el camino de la montaña y, empujados del vehículo, se les hizo tumbarse en el camino con las manos atadas y un cartón al cuello que decía: “Así mueren los lames del imperialismo”. Fueron fusilados.

“Hallaron la muerte en el lugar elegido para encontrar a jóvenes y laicos, transformado en la tierra de su martirio”, escribe la Orden en los documentos que sustentan su martirio, para que la Santa Sede y la Iglesia Universal los reconozca como beatos, y luego mártires.

Fuente: aleteia.org

 

logo beatificacion

Artículos recomendados

padre


La nueva capilla en la casa de retiros de los ...
Leer más...
Finalmente conocemos el lugar y la fecha para la ...
Leer más...
En Pariacoto cada 9 de agosto, durante 24 ...
Leer más...
Los franciscanos conventuales del Perú ...
Leer más...
Prev Next

Escríbenos

Escribe tu email
Asunto
Mensaje